top of page
  • Foto del escritorFernando

Moondrop Quarks

El auricular más pequeño y económico de Moondrop, ¿gran sonido por poco dinero?



Se dice que lo bueno viene en envases pequeños. Con un diafragma de tan solo 6mm, los Quarks apuestan fuerte por esta máxima y se valen de un par de trucos para acercarse mucho al sonido de los auriculres intrauriculares de mayor tamaño. ¿Cómo lo logran? Ya lo dice Houellebecq cuando habla de partículas elementales "Todo desaparecerá". Incluso las dudas que tengamos respecto al rendimiento de estos pequeños.


Construcción

Los Quarks se presentan modestamente en una pequeña caja de cartón color negro. En el exterior un único logo del diseño de 3 círculos que representa su nombre, derivado de la física y uno de los elementos más pequeños en la formación de la materia. Como siempre Moondrop acierta en el diseño del empaque.



La construcción es igualmente elemental, poco es mucho cuando se trata de esta propuesta de Moondrop. Cavidad cerrada, cuerpo plástico transparente, cables fijos, control multifuncional en línea y un conector 3.5mm en L. Lo que no hay poco en los Quarks es atención al detalle, al menos en diseño y construcción.


La utilización de plástico transparente permite un pequeño vistazo al diminuto mundo interior de los quark, pero es poco claro lo que se puede percibir. En la parte trasera de cada uno de los auriculares un sencillo pero inteligente diseño distingue entre L y R. En el interior de estos pequeños continentes, el contenido, un driver dinámico de apenas 6mm. Nuevamente minúsculos, pero poderosos con sus imanes de neodimio.


El cable, color gris casi metálico de excelente material y acabado, definitivamente por encima del rango de precio. Es cable fijo, si, pero lo he dicho una y mil veces. Con auriculares tan pequeños, yo lo prefiero así. Una Y bien terminada con nomenclatura de Moondrop. Control multifuncional y micrófono en el cable derecho. Tacto y función perfectas, nuevamente, por encima de su segmento. Termina en un conector en L.


¿Accesorios? Puntas de diferentes tamaños y un pequeño bolso de tela para transportar y almacenar los auriculares. Cero quejas. ¿El costo? €14,99 con micrófono, €2 menos sin.


Sonido

No nos dejemos engañar. Los Quarks son pequeños y minimalistas pero su sonido, no lo es. Son capaces de proyectar un gran escenario y de rendir con justicia una imagen sólida y "con carne en lo huesos" de la música que a través de ellos se reproduce. Como hoy la cosa va de sencillez y de dimensiones reducidas, me he propuesto probarlos con música "grande". A ver qué resultados obtenemos.


Mountain - Mississippi Queen es un clásico del rock donde los haya. Una intro icónica, guitarras de riffs emblemáticos, una voz con mucha potencia. Los platillos mantuvieron su brillo característico, mas no en exceso. Unos altos controlados y bastante agradables al oído. El riff de la guitarra con la distorsión mantuvo un escenario sólido y bien separado del resto de elementos musicales. El bajo se mostró sustancial con las correspondientes limitaciones de la arquitectura de cuerpo cerrado y un driver tan pequeño, más se presentó agradable y con mucha respuesta. La voz de Leslie West se presentó con toda la textura y potencia que le caracterizan. Los medios acusaban una ligera preferencia en la presentación de los Quarks, lo que nos puede indicar la preferencia de los mismos por música que represente bien este espectro.


Born to be wild - Steppenwolf otro temazo de rock. Poca gente no ha escuchado esta canción. Más guitarra con garra. La voz de John Kay impresionante. Aún con las limitaciones inherentes a las grabaciones de la época, una excelente presentación por parte de los pequeños Quarks. Escena y tonalidad más que correctas. Estos pequeños auriculares transmiten toda la energía de los riffs y los solos de guitarra, incluso de la batería. Todo lo anterior a nivel muy prudente de escucha. Un acierto.


Dijimos que esto iba de grandes, vamos a los más grandes. Led Zeppelin - Immigrant song. La batería de Bonzo, con su característico sonido seco y contundente cual relámpago fue respetada por los quark. La línea impecable del bajo de John Paul Jones se presentó así, prolija y llena de texturas en las frecuencias bajas. La inconfundible voz de Plant fue "front & center". Claridad y mucha calidez en la representación. La guitarra de Page electrizante. Así es como se debe escuchar zeppelin.


Cambiando un poco de aires pero sin dejar el registro. Johnny Cash - Hurt. La voz cansada y rota de un Cash que carga a cuestas los años de ser una leyenda del rock. La melancólica guitarra de esta épica composición. Los quarks pudieron transmitir *casi* todo el sentimiento, fallando únicamente en los registros más bajos. En especial hacia el final de la canción, donde la voz y la guitarra, una vez incrementan su volumen, llevaron a los Quarks a una situación comprometida donde se presentaron saturados. Una omisión que es doblemente permisible, quien espere más definición en bajos de un driver de 6mm tiene unas espectativas irracionales, por otro lado, quien mezcló esta versión de Hurt debería mirarse los oídos o dejar en paz el dial de la compresión en la consola.


Hablando de compresión. Stone Temple Pilots - Bi Polar Bear. Un corte acústico de la más grande banda Grunge de todos los tiempos (a un lado Nirvana, Pearl Jam y todos los demás). Aún con la compresión de los 90's en cuanto el tema estalla, los Quarks mantienen a Weiland en foco, mientras hacen lo posible por manejar el resto de los instrumentos a su al rededor. La guitarra de De Leo y el bajo se presentan bien espaciados y en su propia posición en el escenario. La batería un poco plana, más la grabación es un tanto así.


En conclusión, los Quarks responden bien cuando se les provee de una buena grabación. El resto de mi escucha con ellos dejó eso bastante claro. Esto, aunque parezca algo lógico, es algo que no cualquier auricular puede hacer, menos en este rango de precios y en estas dimensiones. Impresiones sobre sus fortalezas hay varias. La capacidad de dibujar un escenario amplio y la definición para situar cada instrumento en su sitio en la grabación me pareció buena, muy buena.


El manejo de las frecuencias medias destaca, en parte por las fortalezas ya expuestas, en parte por el "tuning" de la respuesta de frecuencia, que dibuja en su gráfica una pequeña sonrisa. El roll-off (¿lo podríamos traducir como "croqueteo"?) en bajos es natural para que los mismos no pierdan capacidad de respuesta y claridad. Sin embargo, los Quarks no se amedrentaron ante el reto de representar con soltura un buen conjunto de bajo y batería, aunque han sufrido más con las frecuencias "sub-bass" de la música electrónica.


En ningún momento me pareció que los Moondrop fueran en exceso brillantes y más bien controlaban con buena mano timbres en estremo agudos. Los platillos sonaban relativamente naturales y bien representados.


Datos técnicos


Respuesta de frecuencia

4Hz-43kHz (IEC61094, Campo libre)

Respuesta de frecuencia efectiva

20Hz-20kHz

Sensibilidad

116dB

Impedancia

16-Ohms

Distorsión armónica total

<1%

Motor/Driver

6mm high performance dinámico

Material

PC



Conclusiones

Debo admitir que con los Quarks he pasado por todas las fases de enamoramiento y desengaño. El empaque y unboxing ha sido agradable, más noté que uno de los filtros estaba fuera de sitio. Esto me molestó ligeramente pues significa que la atención al diseño y sonido no se traduce en atención al detalle, más es un error comprehensible en una cadena de producción y, en mi experiencia, no afectó adversamente al sonido. Aún más, fue sencillo de reparar.



Tras esta pequeña desilusión inicial, conforme más escuchaba los auriculares más me gustaban. Se enfrentaron con ímpetu a todo lo que les presenté, fueron muy cómodos de llevar y el control multifuncional en el cable era útil para ajustar volumen sin tener que utilizar los controles del móvil.


¿Recomendaría los Quarks? Si, a alguien que busque un primer modelo de auriculares y tenga un presupuesto ajustado aunque, también es cierto que por lo que sería un café y un croissant en el bar de la esquina, es posible hacerse con unos Chu 2, de la misma casa y que suenan, comparativamente, mejor.


Aquí ya será cuestión de preferencias personales pero, en el mundo del Head-fi, ¿qué no lo es?


Donde comprar

Los Moondrop Quarks están disponibles en varios escaparates online. En Amazon, por ejemplo, es posible comprarlos en el vínculo siguiente:



El vínculo anterior es un vínculo afiliado, lo que significa que Et Sona puede recabar un pequeño porcentaje de la venta, sin coste adicional para Usted, de las compras que realice en el sitio. Esto sirve para ayudar a continuar generando contenido y mantener Et Sona en línea, muchas gracias.


Galería



Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page