top of page
  • Foto del escritorFernando

NAD + Dali + Bluesound

Un sistema para iniciarse en el mundo de la alta fidelidad por todo lo alto con un presupuesto bajo.


Todos los días la misma pregunta se hace una y otra vez en infinidad de foros, grupos, redes sociales e, incluso, tiendas de audio de todo el mundo. ¿Por dónde he de comenzar? Hoy, gracias a Sound-Pixel y Et Sona, proponemos un sistema para iniciarse en el mundo de la alta fidelidad por menos de €1.600 euros.


Hablando con los amigos de Sound-Pixel comentamos esta duda tan común y la respuesta fue, ¿por qué no te enviamos un conjunto que sería genial para iniciarse en el mundo de la alta fidelidad? Inmediatamente acepté la propuesta y un día después, estaban en mis manos 3 productos.


Episodio 1. El amplificador.


Todo conjunto de alta fidelidad necesita y, en mayor o menor medida, se centra al rededor de un amplificador. Los hay, básicamente, de 2 tipos. Los integrados, que incorporan multitud de conexiones y funciones adicionales (como controles de tono, previos de phono, etc) y los de potencia. La distinción va en función de las preferencias y, en muchos casos, de la disponibilidad. Acordamos, en unanimidad, que para iniciarse, lo mejor es un amplificador integrado. Sound-Pixel me envió un NAD C316BEE, un integrado de la reconocida marca que integra funciones básicas y algunas no tanto pero, como nos gusta ser ordenados, vamos por partes.


Como decíamos, el NAD es un amplificador integrado, en este caso, incorpora 5 entradas, entre ellas, un previo de phono, por lo que se vuelve una excelente opción para incorporar a un sistema nuevo o uno que ya cuenta con un tocadiscos y requiere una actualización. Además, tiene salida para auriculares y controles de tono para ajustar nuestro sonido. El amplificador en si es relativamente pequeño, facilitando el disponer de un espacio para colocarlo, eso si, respetar la ventilación que el mismo necesita, como veréis en la parte superior.



Es de manejo sencillo e intuitivo e, incluso, implementa un pequeño control remoto para ajustar los parámetros de volumen, cambiar de fuente, entre otras funciones. La verdad que es un amplificador muy completo y, por su precio, de bastante calidad y sonido muy agradable (sobre esto analizaremos más a detalle).


El amplificador NAD C316BEE tiene un coste de €449 al momento de esta reseña.


Episodio 2. La fuente.


Otro elemento necesario en todos los sistemas de alta fidelidad es la fuente. Las fuentes, como Ustedes saben, pueden ser muy variadas. Un tocadiscos y discos de vinilo, un lector o reproductor de CD, una pletina, un reel to reel, etc. Hoy día, sin embargo, lo más común y accesible es un streamer. Y si, aunque aquí en Et Sona hemos hablado de algunos streamers muy potentes y de precios acorde a sus funciones y calidad, hoy tenemos una opción que incorpora una funcionalidad brutal con un precio muy reducido, me refiero al multi-premiado y bien considerado Bluesound Node.


El Bluesound Node es un streamer que, probablemente, no necesite presentación. Se trata de un equipo compacto con muchas funciones y una excelente reputación en cuanto a calidad y sonido. Nos permite, desde nuestro móvil, por ejemplo, hacer streaming de audio de aplicaciones como Tidal, Qobuz, Spotify, Apple Music y otras. Es posible también integrarlo con Roon, a efectos de tener nuestra música en la nube o un servidor y escuchar nuestros archivos digitales a través del Bluesound. Las funciones son muchas y muy variadas, haré lo posible por resumirlas en la medida de lo posible en estas líneas.


La app del Blue Node es excelente y muy intuitiva, bastará configurarla para poder disfrutar de todas las funciones del equipo y aprovecharlo al máximo. Puedes integrar varios servicios de streaming en la misma app, configurar parámetros y operar la totalidad del equipo. Es compatible con Roon e infinidad de servicios de streaming y radio por internet.



Es posible añadirle un disco duro o conectar un DAC externo. Es un sistema completísimo por un coste bastante bajo en comparación a otros streamers.


Por otro lado, el sistema Bluesound es escalable, es decir que pueden conectarse entre ellos y crear un sistema multi-room para poder controlar varios equipos desde un mismo entorno. Esto es relevante ya que el Bluesound puede acompañarte en varias estancias o, incluso, si haces un viaje y quieres llevar contigo la posibilidad de reproducir tu música. Os adelanto, el Bluesound Node me ha gustado tanto, que se quedará a formar parte de mi equipo.


El Bluesound Node tiene, al momento de esta review, un coste de €549.


Episodio 3. Los altavoces.


Por último, todo. sistema de alta fidelidad requiere, por necesidad, un medio para que el sonido que está siendo reproducido, llegue a nuestros oídos. En esta ocasión, la selección se decantó por unos altavoces de la reconocida marca Dali, en específico, los Oberon 3.


Las Oberon 3 son altavoces de estantería, lo que nos permite colocarlas sobre una superficie como un mueble de TV u otros o, directamente, colocarlos sobre soportes específicos, en mi caso, hice uso de los soportes Kanto SP26, mi opción número 1 para soportes de altavoces de estantería por coste/beneficio.


Las Oberon tienen un sonido excepcional. Combinan un cono de fibras de madera de 7" y un tweeter sobredimensionado de 29mm, lo que permite que el tweeter genere mayor presión de sonido con un movimiento menor y más controlado. Existen opciones más accesibles en la marca Dali, como serían las mismas Oberon 1, pero creemos que este modelo ofrece, no sólo mejores prestaciones, sino la posibilidad de ser utilizadas con mejores resultados conforme el equipo se vaya expandiendo para añadir nuevos componentes o se vayan modificando elementos para mayor calidad en el sonido.



Al momento de la reseña, los DALI Oberon 3 tienen un precio de €549 la pareja. Un regalo para el excelente altavoz que te llevas.


Como suena.

Teniendo todos los componentes a mano, lo único que ha hecho falta es añadir cables de conexión (y, en caso que así se prefiera, soportes para los altavoces). En el espíritu de mantener todo en un presupuesto acomodado y con buena calidad, he hecho uso de cables Inakustik (€4 x metro) para los altavoces y unos cables RCA para la conexión entre el amplificador y el Bluesound (recomiendo mirar los Wireworld Terra €26). El Bluesound ha funcionado haciendo streaming desde Tidal a máxima resolución, conectándolo a través de mi móvil mediante la app. También he probado con Amazon Music y Bluetooth.


Han bastado solo unos minutos para preparar todo. El amplificador, fuera de su embalaje, acomodado y conectado. Los altavoces, igual, sobre sus soportes y con los cables colocados entre ellos y el NAD. Por último, el Bluesound. Unos momentos para descargar la app, configurar el Wifi y poner los servicios en línea. Sin exagerar, en menos de 20 minutos y 1 café, tenía instalado un sistema de alta fidelidad en la sala de casa.



Comprobé todo y puse los altavoces y equipo a rodar (manías mías). Salí a servirme otro café, pero me detuve a medio camino. ¡Que bien sonaba este equipo! Así que media vuelta y me senté en el sofá. Canción tras canción me quedé sorprendido. Pasó un buen rato hasta que hice ese segundo café.


Algunos días después, plagados de repetidas sesiones, me senté con más calma y el café ya hecho, así no me quedaría a medio camino.


Alfonsina y el Mar- Michel Camilo y Tomatito. Un excelente disco, con un acompañamiento de piano y guitarra y un sonido muy típicamente identificable. La canción en sí tiene una gran definición y una excelente grabación. El contraste entre las notas del piano de Camilo y la guitarra de Tomatito hacen de la definición una tarea importante. En relación al rendimiento del conjunto, no tengo quejas, sirviendo el mismo para dar vida a los más minúsculos detalles (que son muchos) con respecto a las sutilezas que se logran identificar en la interpretación de ambos artistas al momento de “jugar” con sus instrumentos.


Wildfires - Sault. Cambiando el registro a un sonido más “pop”, con una buena línea de ritmo marcada por el grave y una interesante textura en la voz. Las DALI presentaron un excelente rendimiento marcando el ritmo y soportando el peso de las frecuencias graves, con la definición suficiente para separar el sub-bass del contrabajo. El efecto de compresión usado para la voz es curioso, cuando no determinante en la aportación de un particular tono que el sistema supo resolver muy bien y rindió con buen resultado en un escenario de relativa amplitud.


My Home is in The Delta - Muddy Waters. Pasando por aún otro estilo musical, buscando identificar las fortalezas y debilidades del conjunto que estamos analizando, hemos aterrizado en la magna opus del inmortal Muddy Waters. El inconfundible tono del Bluesman se mantiene impretérito y se manifiesta de cuerpo entero a través del equipo. El NAD aportado, sin duda, una buena dosis de vatios a los altavoces para que rindan la magna representación en condiciones. Un tono muy agradable se escuchaba de la guitarra, tanto en segundo como en primer plano.


Para probar el phono del NAD tiré de tocadiscos y un clásico. Rolling Stones - Beggars Banquet (mi edición original de 1968, la cual compré sellada en una tienda de discos aquí, en España por €20, ni yo me creo esa historia y mira que estuve ahí). Me quedé más que gratamente sorprendido. El NAD presentó cero ruido de fondo, excelente tono y definición en conjunto con una cápsula MM de "medio pelo". Dudo que alguien que se inicia en el mundo del vinilo o quien escucha de vez en cuando tenga algo que recriminar al NAD. Es más, me parece que está muy por encima de su nivel de precio en este aspecto. Disco tras disco no tuve ninguna queja del rendimiento.



Conclusiones.

He quedado impresionado y muy satisfecho con este sistema. Debo admitir que, aunque me considero una persona open mind, me acerqué a esta reseña con varios prejuicios que, aunque injustificados, por otro lado, podrían parecer razonables. En específico, habiendo escuchado los altavoces DALI anteriormente, mis preocupaciones se centraban en los otros 2 componentes.


Con respecto al amplificador NAD me temía que, aunque tuviera potencia suficiente para mover los altavoces, el sonido fuera plano o con poca definición o, en su defecto, que introdujera distorsión al subir el volumen o en razón de una fuente de poder que no estuviera bien resuelta. Me preocupaba, también, la calidad del previo de phono.


En ambos casos, mis preocupaciones estaban no solo infundadas, sino que también resultaron erróneas. El NAD demostró potencia suficiente, una claridad de sonido excepcional y un tono muy agradable en términos musicales. El tacto del equipo, aunque relativamente pequeño en comparación con otros amplificadores integrados, se apreciaba de calidad y buenos acabados. Un detalle que me gustó fue que el control de volumen del amplificador se movía con la acción del mando a distancia. Parecerá una tontería pero hoy día no todos lo hacen.



La multitud de conexiones para entradas facilitó probar el NAD en el equipo principal, en específico, para verificar el funcionamiento del previo de phono. Con mi tocadiscos funcionó de maravilla. Aunque solo es compatible con cápsulas MM (algo más que normal en este rango de precios) el tono y ausencia de ruido del mismo fue muy agradable. Lo que es más, no tengo absolutamente ninguna queja en cuanto a su funcionamiento ni calidad, me ha parecido fantástico.


Con respecto al Bluesound Node, pensaba que tendría algún problema en cuanto a conexión u operación de la app, por alguna experiencia anterior con otros streamers. Por el contrario, la instalación inicial ha sido de lo más ágil, la app funciona de maravilla y no me ha dado problemas de conexión en ningún momento. He movido un par de veces el equipo entre mi sistema principal y este y no he tenido ningún problema. Hoy día el Bluesound Node vive en mi sistema, conectado mediante su USB a un DAC externo y funciona como endpoint para Roon y Tidal. La calidad de sonido es sensacional.



Pueden esperar que, en próximas entradas, no solo se mencione el equipo, sino también una entrada dedicada al resto de funciones y posibilidades que ofrece.


En cuanto a los altavoces DALI Oberon 3, había tenido oportunidad de escucharlos previamente, quedando bastante satisfecho con respecto a su calidad y buen tono. Aunque dicha audición la había realizado en una tienda de alta fidelidad, por lo que tener la oportunidad de tenerlas en casa y “jugar” más con ellas me dio la oportunidad de escuchar con más atención.



Los altavoces tienen una excelente definición en rango medio y medio-alto, gracias a su tweeter sobre dimensionado y a su woofer de buen tamaño y materiales orgánicos tratados.


En una comparación directa con los KEF Q350, mis monitores de referencia en el rango <€750, los DALI tienen mejor representación de graves en cuanto a peso y profundidad y una pizca de ventaja en el extremo superior de los agudos, gracias al diseño del tweeter sobredimensionado.


El puerto trasero me permitió, al tener los altavoces sobre los soportes Kanto, jugar con su ubicación respecto a la pared trasera, adjuntando así la respuesta del grave en función de la sala. Me decidí por dejarlos a unos 70 cms de la pared trasera y a poco más de 1.80 mts de separación, no me pareció necesario inclinarlos hacia la posición de escucha.



El conjunto no tuvo problemas en llenar la sala de poco más de 20m2 en casa. Una facilidad de uso bastante elevada, gracias al mando a distancia del NAD y el control de la app del Bluesound . En general, una experiencia muy positiva. Tanto así, que acabé utilizándolo mucho más de lo que me esperaba, aprovechando los momentos para explorar nueva música y buscar detalles en algunos temas que conocía o, más bien, me parecía conocer bien.


La capacidad del sistema de adaptarse y expandirse para integrar nuevos elementos, como un tocadiscos o un reproductor de CD es, claramente, un plus. Esto nos permitirá evolucionar conforme nuestras necesidades o gustos. Por otro lado, aunque los 3 elementos tienen costes bajos, ninguno de los 3 carece de calidad y funciones y serían totalmente válidos por sí mismos en un sistema de mucho más coste. Tal como lo demuestra el Bluesound Node, al igual que el NAD en integración con mi tocadiscos y reproductor de CD.


Ni que decir de las DALI, que en estas semanas han disfrutado amplificación no solo del NAD, sino de amplificadores mucho más costosos y de marcas de renombre, con excelentes resultados.


En conclusión. Si bien cualquiera de los componentes por separado son bastante válidos en sus respectivos segmentos, la unión de los tres nos ayuda a demostrar varias afirmaciones.


  1. Existen equipos de audio de bajo coste y alta calidad.

  2. Es posible iniciarse en el mundo del audio con un presupuesto ajustado y con equipos nuevos.

  3. La calidad del audio no depende únicamente del dinero invertido, es necesario mirar la calidad y funcionalidad de los componentes.

Os invito a conocer cualquiera de estos 3 productos, en caso que aún no lo hayáis hecho. Sin duda quedaréis sorprendidos.


Donde comprar.

Los 3 productos que se reseñan en esta entrada, es decir, el Amplificador NAD, el streamer Bluesound y los altavoces DALI son distribuidos en España y Portugal por Sound-Pixel. Así mismo, es posible adquirirlos a través de su web en los links que os dejo a continuación.



Datos Técnicos.

Potencia de salida

40W a 8 y 4 Ohms

Distorsión Armónica Total

<0.03%

Relación señal - ruido

>95 dB 1W a 8 Ohms

Respuesta de frecuencia

20 Hz-20 kHz (Tone defeat on)

Separación de canales

70 dB

Distorsión Armónica Total (Phono)

<0.03 %

Peso

5.5 kgs

Impedancia

6 Ohms

Diseño

2 vías

Driver medios

x1 7"

Driver agudos (tweeter)

x1 29mm

SPL Máximo

108 dB

Frecuencia Cruce

2.400 Hz

Sensibilidad

87 dB

Rango de frecuencias

47 - 26.000 Hz

Potencia de amplificación recomendada

25-150 Watts

Conectividad a la red

Wifi 2.4/5GHz, Ethernet RJ45

Entradas audio

Mini Toslink, 3.5 stereo, HDMI eARC

Salida Audio

Stereo RCA, Coaxial RCA, Toslink digital óptico, USB Audio 2.0

Bluetooth

Soporte aptX HD 2 vías.

Auriculares

Soporte salida 3.5 mm y bluetooth aptX

Subwoofer

RCA Salida y conectividad por red Pulse Sub+

USB

Tipo A, conectividad a discos FAT32 y NTFS

Sensor IR

Sensor con capacidad de aprendizaje


Galería.



Entradas relacionadas

Ver todo

Σχόλια


bottom of page