top of page
  • Foto del escritorFernando

Winyl - Cuidado y limpieza del vinilo y más.


Descargo de responsabilidad: Los productos aquí reseñados fueron enviados, sin coste, por Winyl a cambio de una valoración objetiva en el blog. El contenido aquí reseñado es descriptivo y, por tanto, puede contener errores u omisiones con respecto al uso de los diferentes productos. Se recomienda leer las instrucciones antes de la utilización de cualquier producto.


Hoy tenemos la oportunidad de ver la amplísima oferta de productos de cuidado y limpieza de vinilos que ofrece Winyl, una empresa española con una calidad y cuidado impresionante en el desarrollo de sus productos.


Para empezar, probaremos el Advanced Cleaning Gel. Este producto tiene una aplicación un tanto particular, si bien el principio bajo el cual opera es bastante simple. Se trata de un producto ligeramente adhesivo, que se pone sobre la superficie del disco y, después, se cura. Dejando una película que atrapa los elementos de polvo y suciedad en la superficie del vinilo.


Una vez se ha colocado la dosis indicada en la superficie, hay que esparcirla correctamente, para esto es posible utilizar un cepillo suave, un pincel, una espátula de silicona o, directamente, el dedo. Debemos procurar que la capa quede uniforme y bien distribuida, no dejar huecos y no colocarla en el deadwax o en el lead-in groove, puesto que aquí se adhiere más y cuesta un poco de retirar.



En mi caso, para ser la primera vez que lo utilicé, me ha quedado bastante bien distribuido. La indicación es colocar un pequeño trozo de papel en un extremo y dejar reposar el producto durante unas horas, para que cure y se seque, yo lo he dejado toda la noche en un sitio donde no hubiera polvo. No tuve problemas para retirarlo. Una vez despegué la película, di un pequeño repaso al disco con el líquido limpiador de vinilo y el paño que viene con el mismo.



Para ver los resultados, coloqué el disco en el plato. Previo a reproducir limpié la aguja con el One Touch Polymer, un bloque de un producto que se coloca bajo la aguja, y se deja caer la misma en el cuadro, que actúa como un agente físico que atrapa la suciedad y residuos de la punta, permitiendo una mejor actuación de la misma en el surco del disco.



Una vez colocado el disco, hice un par de vueltas con el cepillo de pelo de cabra. Debo decir que, a estas alturas de mi vida habré tenido, probablemente, unos 10 cepillos para vinilos. Normalmente habían sido del tipo de fibra de carbono. Alguna otra ocasión robé un par de brochas de maquillaje de mi esposa (lo siento). Tengo que decir que el cepillo de Winyl es el mejor cepillo que he utilizado. No solo es muy bonito estéticamente, la calidad es impresionante. Las fibras suaves y capturan a la perfección las pequeñas motas de polvo de la superficie del disco. En mi vida me pensé emocionarme con un cepillo, ¿os lo podeis creer?



Por fin, hora de bajar la aguja y escuchar. ¿Los resultados? Logré eliminar un pequeño ruido residual que no había podido eliminar del disco. Ahora la punta de mi aguja reluce de limpia y todo funciona y se escucha a como debe de ser.


Se agradece tener este tipo de productos, formulados específicamente para no dañar nuestros discos y cápsulas y que nos permiten este grado de limpieza y desempeño. ¿La mejor parte? Hecho en España, materiales europeos de primera calidad, atención al detalle casi obsesiva y, desde luego, un excelente trato por parte de Juan de Winyl. ¿Qué más se puede pedir?


A mi se me ocurre algo. Más productos como estos, ¡por favor!


Todos los productos de Winyl se encuentran disponibles a través de su tienda online:


Ademas, están en venta en infinidad de distribuidores y webs especializadas. Para la lista de distribuidores podéis dar click aquí.



Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page