top of page
  • Foto del escritorFernando

Audio Technica ATH-M20X



Auriculares para iniciarse en el mundo de la alta fidelidad.


Hace unos meses un amigo me preguntó si podía recomendarle un par de auriculares. Quería algo para escuchar música en casa, sin tener que gastar mucho, ya que no sabía si el uso prolongado de auriculares le causaría molestias, dada su falta de costumbre.


Sin dudarlo, le recomendé probar con unos Audio Technica M20x. Es más, tengo unos aquí en el primer cajón de mi escritorio. Permítanme sacarlos y decirles por qué se los recomendé.


Los auriculares reseñados en esta entrada fueron comprados por mi para uso personal. El coste al momento del review es de €59, en la web oficial.


La construcción.


Los M20x (el modelo más económico de la línea de auriculares de estudio de Audio Technica) son un par de auriculares tipo dinámico y cerrados. Esto quiere decir, en primer lugar, que la manera en que producen sonido es como si colocaras un altavoz en miniatura cerca de tu oído. La construcción es similar. Un diafragma, un imán y una bobina de voz, son los encargados de producir las vibraciones que percibimos como sonido.


En segundo lugar, el adjetivo cerrados hace referencia a la parte trasera de dicho motor, dando a entender que la misma se encuentra contenida dentro del aparato. Esto tiene ventajas y desventajas pero, de eso, hablaremos más tarde.



Al tratarse del modelo base, Audio Technica se ha planteado ofrecer al cliente un par de auriculares funcionales a un bajo coste. Para alcanzar este objetivo, han empleado mayormente plástico en la construcción de los mismos. Debo decir que, aunque he escuchado algún comentario al respecto, en lo personal no es un detalle que me moleste. Entiendo perfectamente que un producto de entrada no puede estar hecho de los materiales más caros a disposición del fabricante. Es más, agradezco que Audio Technica no gaste la totalidad del presupuesto en este rubro, pues esto quiere decir que lo han dedicado a lo que importa. El sonido.


Los auriculares cuentan con un cable de conexión tipo jack 3.5mm. El cable se encuentra unido a los auriculares y tiene una longitud de 3 metros. Más que suficientes para ubicarse en un asiento cómodo o moverse un poco al rededor del escritorio. Para algunas aplicaciones, se me ocurre gaming, puede ser que la longitud del cable sea medianamente excesiva. Para usarlos, por ejemplo, en el transporte público o un vuelo, te sobran 2 metros de cable, aunque esto se soluciona fácil usando un poco la cabeza.


El material plástico hace que los M20X sean muy ligeros, en torno a los 200 gramos. Esto favorece su portabilidad, aunque no se doblan para plegarse, y uso por periodos prolongados. Por cuanto hace al confort, las almohadillas son cómodas, más se presentan ligeramente rígidas. Estoy seguro que es posible cambiarlas por otras más cómodas. Si esto vale la pena en términos de coste, lo dejo a criterio del lector.




La fuerza que los auriculares generan sobre los oídos al utilizarse no es molesta, sin que los mismos se muevan durante su uso. En lo personal, puedo utilizarlos por periodos prolongados sin molestias (unas 2 horas). Los materiales se almohadillas y diadema son resistentes y con un acabado más que correcto para el rango de precio que nos ocupa.


El sonido.


Audio Technica tiene una larga historia como fabricante de equipo de audio de gran calidad. No os confundáis. Los M20X suenan muy bien pero, como todo, tienen sus límites.


El perfil acústico que presentan los auriculares es neutro, quiero decir que el énfasis se encuentra en los medios. Los agudos se presentan de manera correcta, más pueden perder definición en los extremos. Por su parte, los bajos, son el punto débil del conjunto.


No se trata de una ausencia en sí, los bajos están ahí, más su potencia y definición no definen el perfil del sonido de los auriculares. Por otro lado, en cuanto a su presencia, especialmente en géneros musicales que imprimen más protagonismo a los a estos rangos, como la música electrónica o techno, son perfectamente escuchables, sin embargo, para obtener esos bajos que, casi literalmente te vuelan la cabeza, tal vez deberías subir un par de peldaños en la escala de la línea M.


Otra gran ventaja de los M20X es la facilidad de los mismos con respecto a su uso. Funcionan bien directamente desde el jack de dispositivos portátiles, como iPods (si, habemos quienes aún los utilizamos), móviles o portátiles, dado que cuentan con una impendancia de 47 ohms. Esto los hace altamente funcionales e independientes de la necesidad de utilizar amplificación adicional. Puedo decir que, conectados simplemente al DAC de Apple y el iPhone alcanzan niveles de volumen más que necesarios y sin presentar distorsión.


Para las escuchas de esta review he utilizado CD's y la salida de auriculares de un McIntosh MC502, alimentado por el Sony CDP-338ESD y un previo McIntosh C504.


Patti Smith - Horses. 1975. (The Patti Smith Masters).

El magnífico álbum debut de la artista y poetisa norteamericana es un imperdible del incipiente movimiento punk de los 70's. La voz de Smith se transmite clara y central en la imagen. Gloria, en la recta final presenta buena separación de instrumentos y control en los agudos de la voz y los instrumentos. Redondo beach, con esa influencia reggae en la línea del bajo y guitarra nos da una buena impresión del primero de estos instrumentos. Marcando el ritmo de forma controlada y con presencia, sin que sea apabullante ni quite escena a los demás matices. Birdland, un corte de poesía que lentamente se convierte en canción, muestra los matices de la voz se de con gran detalle.


Kitaro - Kojiki. 1990.

En este álbum de New Age, la sección de cuerdas de la Skywalker Symphony se une a la flauta y teclado de Kitaro para producir un sonido muy atractivo.


En el tema que abre el disco Hajimari, es posible escuchar latidos de corazón y sonidos de tambores que acompañan a cuerdas y un coro, conforme el tema avanza se integran y mezclan más sonidos. La cantidad de instrumentos y detalles sonoros es enorme, así como las sutilezas de los mismos. Aquí es necesario tener un equipo muy resolutivo que nos permita apreciar los distintos matices que nos presenta el artista. Los Audio Technica hacen un buen trabajo, solamente mostrando signos de compromiso una vez el rango dinámico se vuelve muy amplio y las frecuencias bajas se disparan, lo que se traduce como una leve distorsión. Esto a volúmenes de escucha relativamente altos. La separación de canales es buena, pero el escenario no es particularmente amplio.


El segundo tema Sozo, me recuerda levemente a las interpretaciones de La DSO de las bandas sonoras de Morricone, el detalle transmitido por los M20x es bueno. Presenta buena dimensión y, ante la ausencia de frecuencias excesivamente bajas, no muestra signos de distorsión.


Howlin' Wolf - Chess Masters 1959-1963.


The Red Rooster abre con un sonido blues inconfundible. Con este material, aunque la grabación no es estelar, nos permite evaluar los M20x en condiciones menos que ideales. La voz de Howlin' Wolf nos transmite la potencia del intérprete. Los detalles del bajo predominan en la grabación, pero son manejados de manera relativamente solvente por los Audio Technica, logrando separarlos del sonido del piano y la guitarra del fondo.


Pasando a un ritmo más animado, Down in the Bottom nos deja en segundo plano el bajo. Con las frecuencias medias más presentes la voz de Howlin' Wolf se transmite con menos profundidad, pero igualmente mantiene el inconfundible timbre de Blue's man. Una buena separación de instrumentos y buena imagen, salvando la grabación que, como hemos dicho, tiene ya sus límites de origen.



Conclusiones



Como auriculares de uso diario, para escucha a niveles normales y como opción para trabajo profesional, los Audio Technica M20X son un fuerte candidato. Su bajo coste, ligereza, resistencia y buen sonido neutral los hacen la primera opción de muchísimos consumidores. Te garantizo que nadie que los haya comprado se ha arrepentido, es más, conozco quienes los han comprado 2 y hasta 3 veces.


La neutralidad del sonido y, por consiguiente, limitada extensión en bajos no es, para nada, una falla grave. Simplemente hay que saber si el perfil acústico que ofrecen se adapta a tus necesidades o no. Como dije anteriormente, existen otras opciones que Audio Technica mismo ofrece para quien busca el perfil más potente en ese espectro.


Es muy importante tomar en cuenta que estos auriculares no necesitan un amplificador para ser movidos desde la salida de un smartphone o un reproductor portátil de audio pero, como muchos, seguramente se beneficia de el uso de un DAC. Aunque recuerden. Los auriculares son el 90% de la ecuación.


El aislamiento acústico que ofrecen los auriculares se logra gracias al acople del oído dentro del cuerpo del auricular y su almohadilla. Si no te ajustan bien o la almohadilla ya perdió rigidez, es posible que no logres esa sensación de "aislamiento".


Por cierto, mi amigo no me hizo caso y compro otros auriculares. Allá el, yo sigo disfrutando de mis ATH-M20X.


Datos Técnicos.

Tipo

Auriculares dinámicos cerrados

Diámetro del transductor

40mm

Respuesta en Frecuencia

15-20,000 Hz

Entrada de Potencia Máxima

700mV a 1 kHz

Sensibilidad

96dB

Impedancia

47 ohms

Peso

190 gramos sin cable ni conector

Cable

3.0m

Imán

Neodimio

Bobina

Hilo de aluminio recubierto de cobre


¿Dónde comprarlos?


Los auriculares ATH-M20X están disponibles a través de varios proveedores, a continuación:


Tienda oficial Audio Technica: Pincha aquí.

Amazon (link de afiliado): Aquí


El vínculo de Amazon que se presenta arriba es un vínculo de asociado, lo que significa que Et Sona puede recibir una comisión por la compra del objeto vinculado. Este importe es utilizado para mantener el blog en línea y seguir aportando contenido al mismo.


Galería.



Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page