top of page
  • Foto del escritorFernando

Qualiton - P200

Actualizado: 2 may


La cara del chico de la empresa de mensajería lo decía todo. Ha tenido que cargar con una caja, de dimensiones importantes, hasta el 8vo. piso (vale, que hay ascensor) pero aún así, no se le veía en su mejor momento. Unos 30 kilos calculo, con todo el empaque. Aún así, amablemente, se ha ofrecido a ayudarme a colocarlo dentro de casa. Ansioso, he avisado de la recepción del equipo y he optado por desembalar de inmediato.


Me he encontrado con un empaque muy cuidado, bien organizado y protegido. En la parte superior, las válvulas de vacío van, dentro de sus cajas, protegidas por una espuma y doble cartón, nada mal. Continúo en la tarea y logro desplazar los 26 kilogramos de amplificador hasta mi rack. ¿Aguantará? (Vale, tenía claro que si pero, ¿a que os he hecho dudar? Todo conectado y revisado, hora de encender el equipo y preparar café en lo que las válvulas cogen la temperatura de operación. Aquí hay que tirar un poco de paciencia.


El Qualiton P200 es producido y fabricado por Audio Hungary. Una empresa con una historia importantísima en el mundo del audio. Fue fundada en 1940, especializándose unos años después en equipo de amplificación. Esta larga trayectoria y pedigree es notable, puesto que se traduce en la atención al detalle y el gran desarrollo técnico de los productos que lanzan al mercado.


Construcción.

Si tuviera que compararlo con algo, lo que me viene a la mente es un Tanque M1 Abrahams por la solidez del conjunto. En cuanto a construcción, el equipo está compuesto por 3 volúmenes metálicos, la base rectangular que sirve de soporte para el conjunto, sustentada en 4 patas. En los 2 volúmenes superiores se divide la jaula protectora de los tubos de vacío y, detrás, la caja que protege los transformadores.


Los materiales son más que correctos, los acabados bonitos y con atención al detalle. Una pega, el interruptor de encendido lo encuentro muy "industrial", quiero decir, no me parece que sea, estéticamente, concordante con el resto del conjunto.



Las válvulas elegidas por Audio Hungary para el Qualiton P200 son, por canal, una 12AX7, una 6922 y una KT120 (Existe la posibilidad de dotar el amplificador, de fábrica, con las variantes KT150 Y 170). Sin entrar en detalles técnicos serios, demos un vistazo.


La 12AX7 (o ECC83) es una válvula con un alto nivel de ganancia(un factor de amplificación de 100 en general). Una vieja conocida en el mundo del audio.


La 6922 (E88CC), es una válvula reconocida en el mundo del audio por la suavidad que produce en medios y el detalle en frecuencias altas. Aquí un consejo, gastar un poco y coger un buen par de 7308. El bolsillo no lo agradecerá, pero los oídos si. (Si os queréis liar, AMPEREX JAN 7308 Gold Pin).


Por último, la KT120, es la hermana mayor de la familia KT88, con una disipación de voltaje mayor. En general, es una aplicación que busca incrementar la potencia de salida, en cuanto al perfil sonoro, suelen perfilar un sonido dinámico y un bajo con mucho cuerpo. Aquí es difícil recomendar un upgrade, ya que las opciones son reducidas, pero he escuchado buenos comentarios de las Shuguang Treasure KT-120, aunque ya no se producen y han habido comentarios respecto al control de calidad. Las Tung Sol son una excelente opción igualmente. He de mencionar que es posible también adquirir el equipo con una configuración de KT150 y KT170, aunque los costes varían en función del precio de las válvulas. He de mencionar que, en el amplificador que me fue facilitado para esta review, venían instaladas unas KT150 Tung Sol, las cuales proveen una capacidad de manejo de 17% más potencia que su hermana menor, la KT120. Este modelo, específicamente, es laureado por su manejo en los denominados "transitorios", que no son más que aquellos sonidos de gran amplitud y corta duración. Es decir, como ejemplo, el primer sonido que se escucha y "estalla" con el golpe de un tambor.



Sonido.

Organicé un par de largas sesiones de escucha para poder, realmente, apreciar el sonido que el P200 produce. Esto después de una primera impresión bastante positiva. Nada, a preparar más café y a sacar discos. Para la audición utilicé un tocadiscos Sony DD "tuneado", con una cápsula AT-VM95ML, el previo McIntosh C504 y las KEF Q350 que, aunque "pequeñas" para la potencia del amplificador, deberían dar un cálido y suave sonido en medios, vamos, que quería exprimir esas dulces notas que sé las 6922 son capaces de producir en este rango.



Para comenzar puse el vinilo de Beatles for Sale Parlophone (PCS 3062 1964). Una separación estéreo excelente con los efectos de la época. Debo decir que la calidad del vinilo es buena, no tiene crujidos ni frituras, lo único que se escuchaba, más allá de un profundo silencio en la introducción y en los cortes era música pura y no adulterada. Las guitarras de John y George, el bajo de McCartney y la batería de Ringo sonaron como nunca, con una potencia impresionante. Era fácil dejarse llevar, debo confesar que enfermé un poco de poder y pido disculpas a mis vecinos por las escuchas un poco más altas de lo habitual. Rock and Roll Music de Berry hizo que las KEF produjeran notas de colores brillantes y llamativos. I'll Follow the Sun mostró un perfil más sutil y de introspección, con un sentimiento muy bien representado por unos medios cálidos y suaves, casi esponjosos como una tarta recién horneada. Eight days a week nos dió un escenario puro, una imagen bien enfocada y una separación de canales de 10. Música con mucho sentimiento y, sin duda, imbuida de una bella coloración, producto de la utilización de amplificación a válvulas. Puntazo para disfrutar del mejor grupo de todos los tiempos (si, ahí está, lo he dicho. Otra cosa es que me lo crea yo, o Ustedes).


Ya puestos a disfrutar de música espectacular, permítanme presentarles a un tal John Coltrane - Blue Train: The Complete Masters (Blue Note BST-1577, 2022) en una nada despreciable edición de Blue Note, bajo su colección Tone Poet. Ya en tono serio, este álbum no necesita presentación. Blue Train nos sorprende de inicio, esa "explosión" de sonido después de la sutil introducción nos lanza contra el respaldo del asiento. Las bondades del P200 son evidentes, todas las frecuencias de sonido están bajo control y presentadas de una forma pulcra y clara. La separación de canales, la imagen y la profundidad del sonido son magistrales. El sonido del saxo de Coltrane produce, literalmente, piel de gallina con la claridad y suavidad con que es proyectado. La línea del bajo de Paul Chambers y batería de "Philly" Joe Jones muestran graves con cuerpo y definidos, aún a través de las pequeñas KEF. Los platillos suenan a platillos (eso es un logro magistral) con una definición y control en el timbre que es, sinceramente, impresionante.


Por último, cambié a mi reproductor de CD's (Sony CDP-3380ESD) y reproduje American Beauty - The Grateful Dead (Warner Bros. Records – 1893-2). Esta sencilla versión en CD del excelente álbum de "The Dead" de 1970 tiene una particularidad y es que, supuestamente, ha sido grabado a partir de un transfer de las cintas originales, por lo que la resolución del mismo y, por ende, el sonido, es bastante bueno, si no me creen, el rango dinámico promedio es de 12, llegando a 13 en un par de temas y, teniendo su punto más bajo en "Box of Rain", el tema que abre el disco.


En este disco, nos encontramos un sonido muy propio de The Dead y los 70's. Un conjunto de temas armoniosos de rock/country que, además de estar muy bien grabados, revelan muchísimas minucias sonoras, gracias a la utilización de instrumentos acústicos y electrónicos en su grabación, por otro lado, realizada en un entorno 100% analógico y con un gran equipo técnico, como nos tiene acostumbrados la agrupación de Jerry García. Disfruté enormemente de la mandolina de David Grisman en "Friend of the Devil", la cual se tradujo, gracias al P200 en una onda de sonidos cálidos y unos medios con muchísimo cuerpo y dulce regusto. En general, la totalidad de los 10 temas del disco fueron un gusto. Este tipo de música, bien ejecutada, bien grabada y bien reproducida, causa una verdadera sensación de confort en quien la escucha.



Especificaciones técnicas.

Potencia de salida

2 x 100w (estéreo), En modo bridge 1x200w

Impedancia input balanceada

40 kOhm

Impedancia input no balanceada

10 kOhm

Sensibilidad input balanceada

480mV

Sensibilidad input no balanceada

480mV

Ganancia

+35.4 dB (RL = 8Ohm)

Respuesta de Frecuencia

18 Hz a 60 kHz (-3 dB)

Distorsión armónica total

< 1.2%

Ratio señal-ruido

>100 dB

Impedancia de carga

4-8 Ohms

Conclusiones.

Estoy más que sorprendido con la calidad de Audio Hungary. El Qualiton P200 se ve, se siente y se escucha como un amplificador de alta gama. Hoy día, eso es un halago, créanme. El producto, claramente, ha sido cuidado desde su concepción como idea y ha sido acompañado, con cuidado y atención, hasta su realización. Esta es la calidad y atención que pido a compañías que quiero escuchar. Cuando alguien se plantea alejarse de los "grandes nombres" del HI-FI, esto es lo que se debe buscar. Atención al detalle y compromiso con la calidad. Solo me puedo imaginar lo que este amplificador, o un par (recordar que es posible utilizarlos en modo "Bridge") pueden hacer con un par de cajas de suelo de un alto nivel.



Más aún, la audacia de desafiar la actual tendencia de producir un amplificador a válvulas de "baja" potencia es de reconocerse. En definitiva es positivo contar con una opción de estas características para quienes prefieren modelos de altavoces cuya eficiencia es menor, siendo este el caso de casi todos los altavoces modernos.


Es un amplificador de potencia que, en definitiva, debe ser considerado por quienes estén en busca de esos preciosos vatios para alimentar sus sistemas de alta fidelidad. Se trata de una opción fuerte y muy sólida en el rango de amplificación de coste medio y altas prestaciones. El P200 da un valor extraordinario en contraste con su precio de venta.


Mi más sincero agradecimiento a Jorge de Alma Audio por 3 cosas: Primero, ser una excelente persona, amable y atenta y, a la vez, tener la generosidad de dejarme el amplificador para esta review. Segundo, tener la disposición de embalar y enviar algo de estas dimensiones y, por último, por ahorrarme unos cuántos euros en la factura de la calefacción el tiempo que el Qualiton P200 estuvo en mi estudio. Queda la parte más difícil de todo y no, no es despedirse del amplificador, que si que duele. La peor parte es ver la cara del pobre repartidor cuando venga a recoger el paquete y vea las dimensiones y peso del mismo. Estimado, lo siento mucho.


El equipo está disponible a través de Alma Audio, quien también ofrece otros productos de excelente calidad y prestaciones. Por favor, visiten su página y confíen en que serán atendidos de la mejor manera. El coste del equipo, al momento de la review, es de €4,950 con las válvulas KT120. Para las opciones con KT150 y KT170 existe un suplemento.


Alma Audio. Calle Huertas No. 11. 28220 Majadahonda (Madrid). Cita previa: +34 607 846 527. https://www.alma-audio.com/es/


Galería.


Entradas relacionadas

Ver todo

Yorumlar


bottom of page