top of page
  • Foto del escritorFernando

Hifiman Deva Pro

Auriculares circumaurales open back con adaptador bluetooth.


Una nueva entrega de Hifiman, nuevamente con unos auriculares que combinan un buen número de características positivas, haciéndolos desempeñarse por encima de su rango de precio. Los DEVA Pro de Hifiman son auriculares abiertos, con un diseño sencillo pero que resulta bastante competente. Entre sus ventajas competitivas más importantes, podemos mencionar la compatibilidad con el receptor Bluetooth BlueMini R2R de la marca, con el famoso chip Himalaya, que garantiza la calidad del audio aún en la transmisión inalámbrica.


La propuesta parece interesante, colocándose como una alternativa a los HE-R9 para quienes buscan esa amplitud que suelen poseer los auriculares con esta configuración. Veamos si es posible que Hifiman nos sorprenda una vez más mientras continuamos conociendo sus modelos más representativos.


Construcción.

Incorporando la tecnología de Hifiman y sobre la que ya hemos hablado anteriormente, los DEVA Pro cuentan con el diseño Stealth magnet, el recubrimiento Neo Supernano Diaphragm y el conector TRRS para cables balanceados.


Los DEVA Pro me han recordado muchísimo a los HE400SE, pues comparten no sólo el soporte de la cabeza, sino el color y la configuración en términos que, ambos, son auriculares abiertos con drivers tipo planar. Pero hasta aquí las similitudes. Los DEVA son, en realidad, un salto adelante en términos de calidad de sonido que sus hermanos menores, puesto que los drivers son más delgados y livianos aportando mejor rendimiento. El peso del conjunto también es menor, así como la mejoría en la conexión TRRS que permite cables balanceados. En términos generales, pensemos que los DEVA se podrían considerar como una versión "tuneada" y mejorada de los HE400SE, pero con suficiente personalidad para considerarlos otro animal por completo.



En cuanto a la conexión, tal como mencioné, encontramos la misma configuración que en los HE-R9, permitiendo la conexión TRRS o, en su defecto, la tradicional con 2 conectores de 3.5 en cada una de las copas y una sola para el adaptador bluetooth mini R2R de la marca.



Las copas también son de mayor tamaño, permitiendo una mejor posición en referencia al oído. El cable, por otro lado, es el estándar de Hifiman con sus beneficios y sus limitaciones. Es posible hacer un upgrade en el mismo, considerando las conexiones que admiten los terminales TRS en los auriculares.


Como suenan.


Con el duo Ifi Zen Air a mano, me dispuse a probar los DEVA Pro, la fuente fue Qobuz a máxima resolución y, posteriormente, también los probé con el Bluemini R2R. Para la selección musical hice una pequeña criba de lo que Qobuz me proponía como nuevos lanzamientos.


Old Main Chapel - Ron Miles. Un poco de Jazz para comenzar. Una grabación muy íntima, realizada en la capilla de la antigua sede de la Universidad de Colorado nos revela un trío con un performance muy íntimo y muy detallado, la calidad de las grabaciones de Blue Note rara vez decepciona. Los DEVA no pierden oportunidad en presentarnos la grabación en buenos términos, respetando la amplia intimidad (si, un poco contradictorio, ¿no?) en que los músicos se desenvuelven. Mr. Kevin nos muestra profundidad en el escenario, con la trompeta de Miles bien acompañada de la guitarra de Bill Frisell (en una excelente interpretación) y la batería de Brian Blade. Un buen control de la imagen y escenario no es todo lo que los DEVA Pro saben hacer, pues también han sabido darnos una curva de sonido muy placentera, con buen control sobre el brillo de los platillos de Blade y la guitarra de Frisell. El grave se ha representado adecuadamente, aunque no se trata de una grabación que destaque por ello.


Lives Outgrown - Beth Gibbons. Un álbum en solitario de la ex-lead de Portishead nos presenta su maravillosa voz en un acompañamiento con una línea de grave bien marcada y que nos permite ver que tal se comportan los Hifiman, tanto para vocal como para bass. En Tell me who you are today, el grave se impone un poco a la voz de Gibbons, más los auriculares destacan por esa capacidad de separación que notamos anteriormente al escuchar jazz. En términos generales, presentan una buena respuesta a los graves, dejando las frecuencias más bajas a un paso minúsculo de ese toque final de umph que podríamos esperar, por ejemplo, de los HE-R9. Floating on a moment nos regla un tema bastante en la línea de Portishead, con lo que el cambio en el tono de registro de Gibbons nos da una mejor percepción de la resolución en la línea de voz. Los Deva Pro rinden tributo a la intérprete, dándonos una muy buena representación de la icónica voz que nos regaló Glory Box y Sour Times.


Stop Making Sense - A Tribute Album. El disco tributo a los Talking Heads nos regala la interpretación de sus clásicos a manos de una interesante selección de artistas modernos. En Psycho Killer, interpretado por Miley Cyrus nos encontramos con un cover muy upbeat del tema. Una densa línea de grave y la voz de Cyrus en una mezcla que carece de mucha definición o separación. Los DEVA Pro hacen lo que pueden para mantenerlo en línea y hacerlo tolerable (cosa que, por otro lado, no acaba de ocurrir). Un poco más de suerte tenemos con Burning down the house, interpretado por Paramore. Con un perfil más controlado y más fiel al original, sin perder el estilo de la agrupación que interpreta, nos topamos con buena definición y separación entre la voz de Hailey Williams y la línea de la música. El sólido "beat" de fondo y el más respetuoso tratamiento del tema nos regala, al fin, algo que escuchar. Los Hifiman dan buena cuenta de esta música más moderna y "comprimida", con un resultado más que aceptable, siempre y cuando no se "sature" el sonido, como con el tema de Miley Cyrus. Take me to the river, interpretado por Lorde es muestra de esto. Un corte más "minimalista" aún con la distorsión en la voz nos da un tema que es agradable de escuchar y con un sonido más que correcto.


Claramente los DEVA Pro no saben mentir y, en cuanto les damos una grabación pobre, lo demuestran. Poco harán por enmascarar las limitaciones de la fuente o grabación, ya que presentan gran detalle y claridad. Un manejo correcto de graves y un escenario fantástico, como debería ser con auriculares abiertos.


Detalles Técnicos.

Respuesta de Frecuencia

20Hz-20kHz

Impedancia

18 Ohms

Sensibilidad

93.5dB

Peso

360 gramos

Conclusiones.

Los Hifiman DEVA Pro son un excelente par de auriculares con la impronta de la marca: Relación calidad/precio imbatible. La incorporación del adaptador Bluetooth Mini R2R únicamente puede hacer más atractiva la posibilidad de adquirirlos, pues aumenta mucho los escenarios de uso de los auriculares.


Un sonido muy agradable, con la particularidad que comentábamos en el apartado relativo a ello. El alto nivel de definición poco hará por enmascarar grabaciones mal ejecutadas o música que no tenga mucho detalle y separación.


En combinación con el Bluemini R2R los DEVA se portaron fantástico. Con un sonido potente y definido, poco revelaba que estábamos escuchando unos wireless.


Mi única pega. El tamaño de los auriculares, acoplados al adaptador Bluemini hacen que, el sistema de sujeción y diadema, resulte muy justo para sujetarlos en la cabeza en caso que nos encontremos en movimiento. Con lo anterior quiero decir, que la sujeción podría ser mayor o, en caso de auriculares de estas proporciones, modificar la diadema para tener un agarre más controlado.


Donde comprar.


Los DEVA Pro se encuentran disponibles en la web de Hifiman. El precio es de $199 USD, sobre los €190, con el adaptador Bluemini.


Es posible también adquirirlos a través de varias tiendas físicas y online en nuestro país.


Los precios reflejan la información al momento de la publicación de la presente reseña y pueden ser modificados sin previo aviso.



Galería.



Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page