top of page
  • Foto del escritorFernando

Winyl - Mats para tocadiscos.


Winyl es una marca española que se ha especializado en la producción de productos para la limpieza y cuidado de los discos de vinilo, todos creados con una altísima atención al detalle y una política de calidad muy exigente. Se volvieron conocidos gracias a un excelente y particular producto, un gel de limpieza para LP's que se aplica sobre la superficie del disco y crea una capa que adhiere toda la suciedad y residuos.



Sin embargo, Winyl se ha expandido y ofrece, cada vez más, accesorios y productos para quienes disfrutamos de este pasatiempo. Precisamente, otro de los productos que ofrece la marca Winyl como accesorio para la reproducción de vinilos es su línea de mats de acrílico y corcho. En esta ocasión daremos un vistazo a ambas ofertas y haremos una breve comparativa entre ambas y un mat de caucho original para un tocadiscos.


El tapete o mat de un tocadiscos cumple una función, en principio, simple. Ayuda a que el disco no esté en contacto con el plato metálico. Tanto por no dañarlo como para mejorar el agarre del disco a la superficie mientras este gira. En general, los tapetes que vienen con los platos no son objeto de mayor atención por parte de los fabricantes, al menos, hasta cierto rango de precios o fabricantes con pretensiones más "audiófilas". Apenas en años recientes, con la difusión de los platos de acrílico, es que se han comenzado a presentar opciones de mats de este material para otros modelos que continúan utilizando platos metálicos.


A razón de conocer la línea de productos de Winyl, la compañía amablemente me hizo llegar la línea de tapetes, presentando una muestra del acrílico, en color dorado y uno de corcho. Ambos en un empaque sencillo pero muy bien elaborado y que muestra atención al detalle.


Los mats acrílicos están disponibles en color negro o azul (€29.90) o en dorado y plata (€44.90). Están fabricados de acrílico perspex con un acabado brillante y cuentan con un diámetro de 295mm y 3mm de espesor. La fabricación se efectúa con una máquina de corte CNC de precisión, lo que deja bordes finos y sin bordes que puedan dañar los discos. Otro detalle interesante es el hecho que el mat acrílico, en si mismo, pesa al rededor de 240 gramos, lo que permite añadir peso al plato y mejorar la inercia de giro del mismo.



Probé primero el mat acrílico en color dorado, en parte pensando que mi tocadiscos se parecería a la Technics SL-1000R. Oigan, se vale soñar. Para mi primera escucha, emparejado al conjunto de cápsula SPEC, me decidí por la edición de Guerssen del imperdible ORANG-UTAN. De entrada, la presentación y terminación, así como el material me parecieron de primerísima calidad. El color, espectacular. En cuanto al sonido, me pareció que mejoró notablemente las frecuencias bajas con respecto al mat de caucho original de mi tocadiscos. Pero, lo que también disfruté como valor añadido fue la eliminación de algunos crujidos relacionados a la electricidad estática que se forma en la superficie de los discos. Este mat es un acierto, lo mires por donde lo mires.


A continuación cambié a la cápsula AT-VM95ML y escuché David Lindley - El Rayo X, una impresionante edición de Speakers Corner, y nuevamente pude comprobar mejor definición en las frecuencias bajas y un ápice de claridad en la definición del escenario, favoreciendo guitarras y voces. El mat acrílico con acabado metálico está disponible en 2 tonos, dorado o plata. Es posible adquirirlos directamente de la página de Winyl.



Acto seguido coloque el mat de corcho en el tocadiscos. El acabado y terminación del mismo es muy bueno, el material sorprende por su suavidad. Se encuentra disponible tanto en 100% corcho (€16.95) como en mezcla corcho y caucho (€23,90). En ambos casos el corcho es de origen natural y de alta densidad. cuentan con 295mm de espesor y 3mm de grosor. Como dato curioso, Winyl lava a mano cada mat de corcho, para garantizar que no quedan residuos en el mismo que pudieran adherirse a los discos. En el caso del tapete de corcho y caucho, el peso es ligeramente mayor, con 140 -150 gramos.


Nuevamente noté cambios positivos con respecto al mat original de caucho de mi tocadiscos. De entrada, se eliminan problemas con estática, mientras que el efecto de absorción de la vibración del motor del plato es notablemente disminuido, así como la eliminación de resonancias del plato metálico y la resistencia inherente al eje del tocadiscos.


Probé el tapete con los australianos Midnight Oil y su álbum Earth And Sun and Moon. El sonido fue más limpio y se añadió definición al mismo. La operación del tocadiscos fue más silenciosa y la profundidad de los medios y bajos también se vio positivamente afectada.



En general, creo que un upgrade tan sencillo como cambiar un tapete en nuestro tocadiscos nos puede ayudar a perfeccionar aún más el sonido que buscamos o ayudarnos a mitigar algún punto débil de nuestro reproductor. Adicionalmente, está el factor estético, que no tiene por que pasar desapercibido.


Agradezco a Winyl la oportunidad de presentar sus accesorios de alta calidad para los amantes del vinilo y recomiendo que los prueben para apreciar la diferencia que puede significar en vuestro sistema. Los mats y los demás productos de Winyl están disponibles en la página de Winyl.




Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page