top of page
  • Foto del escritorFernando

Wires 4 Music - Serie Horus

Segunda entrega de la casa española de cables de alta fidelidad.


Hace unos días, leyendo un sitio de reseñas de HiFi de Polonia me encontré con una frase que decía, más o menos, lo siguiente: “Cuando uno piensa en alta fidelidad, uno de los últimos países que se le vienen a la mente es España”.


No pude evitar pensar que, quien escribía estas líneas no tenía ni idea de lo que estaba hablando y, mejor, he dejado de leer ese portal.


No solo existen varias marcas de alta fidelidad nacidas en España, las que conozco siempre han realizado trabajos increíbles. Una de ellas, Wires4Music es un referente en la creación y construcción de cables de alta fidelidad así que, claro, cuando Lorenzo me preguntó si quería conocer algunos más de sus excelentes productos, dije que sí sin pensármelo. Unos días después, paquete recibido y hora de ponerse a trabajar, que las reseñas de audio no se escriben solas.


En esta ocasión los amigos de Wires 4 Music nos permiten probar, de primera mano, sus cables de la serie Horus. En específico, el cable de corriente y el de interconexión XLR. Habiendo tenido ya contacto anteriormente con los productos de la marca, no anticipo un desaire, sino todo lo contrario. Mi mayor agradecimiento a Lorenzo y a Ramón, excelentes personas y profesionales.


La serie Horus se sitúa, decididamente, en el medio del portafolio de productos de Wires4Music, por encima de la serie Evolution y por debajo de la serie Osiris. Se caracteriza por incorporar mejores elementos en su construcción, como las terminaciones en fibra de carbono y rodio, que sirven para mitigar tanto vibraciones mecánicas como para garantizar una mejor conexión gracias a las propiedades conductivas de este último elemento que, además, es resistente a la corrosión. Veamos los detalles.


Construcción.

Partiendo por el principio. Los cabes de la serie Horus de Wires4Music, al igual que el resto de sus productos, utilizan componentes de la más alta calidad. Tanto Neutrik como Furutech son nombres que encontraréis en todo su catálogo.


En el caso del cable de corriente, el Horus MK2 está compuesto por conductores de cobre en un altísimo grado de pureza, el aislamiento y fabricación del cable le otorgan excelente protección contra interferencias de tipo RFI y EMI. Esto es especialmente notable con equipos muy sensibles, como previos de phono o amplificadores a válvulas.



La terminación de los cables es de muy alta calidad, son muy agradables tanto al tacto como a la vista. Destaco los conectores en fibra de carbono y la suavidad de la manga exterior. La calidad de la fabricación artesanal de los cables es también notable, esto implica atención al detalle y cuidado del producto.


Por cuanto hace al cable XLR, su construcción se realiza a partir de conductores sólidos OCC de plata de pureza 6N (99,9999%), aunque también se pueden confeccionar a partir de conductores sólidos propietarios de oro y plata, también de calidad 6N. La opción entre ambas está en manos del cliente y Wires4Music especifica las diferencias entre ambas en su web:

La versión en plata ofrece un sonido más lineal en el rango de frecuencias, mientras que la versión oro/plata remarca, levemente, el rango de medios, ofreciendo un sonido más placentero de esta frecuencia en algunos equipos.


Si bien, ya advierten que estas impresiones no deben considerarse como dogma, pues cada sistema es diferente y, únicamente, se trata de una guía. Aunque es verdad que los perfiles de sonido se suelen conservar, siempre y cuando, el sistema en el que se incorpora un cable de este tipo, sea un sistema balanceado (en términos de sonido) y que tenga buena resolución.


Las diferentes capas de aislamiento que protegen al cable de interferencias e injerencias externas están compuestas por aire, teflón sobredimensionado y algodón sin tratar de 4 mm de espesor, que además ayudan a la mitigación de vibraciones mecánicas indeseadas. Los conectores y terminaciones, como hemos mencionado, son de primera calidad y excelente acabado.


En general, cables muy bien hechos y muy agradables tanto al tacto como a la vista. Destaco la garantía de 2 años en ambos cables. Compromiso con el producto y la calidad de cara al cliente.


Con esto cubierto, pasemos a analizar el funcionamiento de los cables en el sistema.


Como suenan.

Para empezar, agradecer a Wires4Music que me hayan permitido tener los cables conmigo por tanto tiempo. En este largo periodo, tanto el cable de alimentación como el XLR han estado en muy diversos equipos y, en todos, los resultados han sido espectaculares.


El cable Horus XLR sirvió, principalmente, entre el conjunto Rockna y el amplificador Qualiton A75, así como con el amplificador Serblin&Son Frankie. En ambos casos, el resultado fue espectacular. Un sonido muy claro y con un excelente timbre inundó la sala, gracias a la buena sinergia que ambos amplificadores mostraron con las Klipsch Forte IV.


El sistema contó con una excelente presentación y un tono muy agradable, dando prioridad a la claridad de la zona media, manteniendo un timbre agradable en los extremos con unos agudos bien definidos y un bajo potente y con excelente respuesta en cuanto a claridad y velocidad. La capacidad de los Horus en mantener un escenario amplio y detallado fue clara también con el cambio de válvulas del Qualiton A75 que, al incorporar las válvulas Gold Lion, alcanzó un nivel adicional de calidez en la presentación. La preferencia del Qualiton por cables XLR vs RCA fue notoria, produciendo mejor sonido en el espectro y con mejor silencio, cero ruido de fondo.


Con el álbum El Rayo X - David Lindley, Quarter of a man fue una verdadera gozada. Ese deje de reggae fue extraordinario, con el escenario bien presentado, enviando sondo de las percusiones al canal derecho, bien alejado del centro de una manera tan espectacular que uno no podía evitar más que mirar a su derecha cuando el sonido se producía. Igualmente ocurría con la profundidad, que era marcada por el sonido de la guitarra en el centro del escenario, ligeramente por detrás de la voz. Una grabación y una ejecución impresionante auxiliada, sin duda, por la calidad de los Horus.


London Calling de The Clash también presentó un gran escenario con los coros bien extendidos hacia los extremos de la imagen estéreo. La misma impresión de profundidad me dió la voz de Joe Strummer y la guitarra de Mick Jones. El contrapunto de esta música, con sonidos más "estridentes" al tema de Lindley fue que los picos en las frecuencias no hicieron mella en la claridad y presentación del sonido. En todo momento fue notoriamente balanceado con el brillo justo y buena respuesta de frecuencia en graves. El tono cálido del amplificador y el conjunto de válvulas, con su musicalidad fue respetado por los Horus, si bien es verdad que fue notorio un impacto en cuanto a la tridimensionalidad del escenario.


Por su parte, el cable de alimentación fue también parte de diversas configuraciones. En primer lugar lo utilicé con el Qualiton A75, con excelente resultado en cuanto a ruido ya que, en conjunto con el XLR balanceado, el sonido del amplificador encendido sin reproducir música era cero. Silencio absoluto.



Posteriormente lo utilicé con el DAC Rockna Wavelight igualmente con buenos resultados, notando, levemente, una mejor definición en los graves. Por último, lo utilicé para alimentar el Eversolo Z-8 teniendo así oportunidad, una vez más, de apreciar una mejor definición en la zona de cruce entre medios y graves. He de decir que, en ambos casos, al tratarse de fuentes digitales, el ruido es ya prácticamente inexistente, pero aún así, los beneficios de un cable de alimentación bien fabricado pueden hacerse notar en el rendimiento de los equipos que tienden a "respirar" con mayor libertad y a aportar beneficios en términos sonoros muy acusados con respecto a un cable común y corriente (perdonen la puntada).


La prueba final, por cierto, vino de la mano de un previo de Phono Qualiton. Un modelo que ya no se fabrica donde se utilizan válvulas de vacío y una fuente de poder independiente. Aquí el resultado de la capacidad del cable Horus para filtrar ruido de la corriente sería muy evidente. ¿El resultado? Genial. No es que el previo de phono produzca ruido, pero si es verdad que, sin tratamiento de corriente, es posible notar algún sonido residual de las válvulas (que causan microfonía por diseño y funcionamiento) cuando el sistema es muy resolutivo. Nuevamente, silencio, incluso sin el ISOL-8 conectando los equipos a corriente. Excelente filtrado de ruido y un notorio incremento en la calidad del sonido que, libre del ruido parasitario, dió su mejor rendimiento a través del equipo.


Conclusiones.

Nuevamente, Wires4Music nos muestra que son capaces de producir productos de mucha calidad y con un muy competitivo precio.


Los cables Horus XLR utilizan conectores de las mejores marcas para sus terminales y materiales con alto grado de pureza para sus núcleos. Tanto los conectores Furutech como el cable utilizado, de plata 6N, son de lo mejor y esto, créanme, se nota en el sonido, en la presentación e, incluso, en el tacto.


En general, el impacto en el sonido es positivo. En mi caso, Horus entrega lo que promete: Un tono balanceado en todo el espectro, con buenos resultados en términos de claridad y presentación del escenario. Un particular efecto con el Qualiton fue la aportación de ese tono tridimensional al escenario producto, tal vez, de la claridad con que se presentaban los sonidos y la cristalina separación de instrumentos aderezados, sin duda, por la calidez de las válvulas Gold Lion.



Por su parte, el Horus para alimentación presenta excelente aislamiento y reducción de ruido. Una gozada realmente conectarlo al sistema y sentir la profundidad del silencio. Quienes han experimentado algo así, seguro que me entienden a la perfección. Quienes aún no, no pierdan la oportunidad de actualizar los cables de corriente de vuestro sistema. El oído se los agradecerá.


Donde comprar.


Ambos cables están disponibles a través de la web de Wired 4Music (www.wires4music.com) o a través de sus tiendas autorizadas:


  • Werner Música en Barcelona.

  • Radio Colón en Valencia.

  • Audiohifi en Arenys de Mar (Barcelona).

  • Estudio Sacramento en Alicante.

  • Belaudio en Valladolid.

  • Red Right Hand Audio en las Islas Canarias.


El precio del cable de corriente Horus de 1.5 metros de longitud, es de 550 €.


El cable XLR Horus de 1 metro, conductores de plata OCC 6N con conectores Neutrik, es de 650 €.


El cable XLR Horus de 1 metro, conductores de plata OCC 6N con conectores Furutech FP-701/702, es de 750 €.


Todos los precios están actualizados a la hora de escribir estas líneas, pudiendo variar en el futuro.


Galería.



Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page